Ardbeg Drum, el primer single malt de la destilería del grupo LVMH madurado en antiguas barricas de ron

Begoña A. Novillo12/06/19
Compartir

Cada año, con motivo del Ardbeg Day, que coincide con el último día del Festival de Música y Malta de Islay, miles de Ardbeggians (seguidores de la marca integrantes del Ardbeg Committee) se reúnen a nivel mundial para celebrar la presentación de la edición más esperada del año. La novedad de 2019 es Ardbeg Drum, un lanzamiento de edición limitada inspirado en los carnavales que antiguamente se celebraban en la isla escocesa, donde los lugareños engalanaban sus tractores convirtiéndolos en espectaculares carrozas llenas de fiesta y color.

Infundido de la máxima influencia del espíritu del carnaval, el ron, Ardbeg Drum es el primer single malt de la destilería del grupo LVMH madurado en barriles de bourbon que después se ha dejado envejecer en antiguas barricas de ron procedentes de las Américas, dado como resultado un whisky de sabor explosivo y reminiscencias tropicales.

En Ardbeg Drum, la fragancia a resina de pino, humo de leña y aroma a mar danzan junto con el plátano maduro y la piña. Olas de humo, alquitrán y creosota se pavonean en el paladar, antes de que la lavanda, el regaliz y la vainilla se desplieguen en un largo y complejo crescendo de humo, turba y especias dulces.

El Director de la Destilería, Michael Heads, ha señalado: “El carnaval del Ardbeg Day de este año integra todo tipo de detalles con un toque tropical, desde la música y el baile hasta la comida y la moda. Estamos preparados para deleitarnos con la cultura y el carácter del carnaval y brindamos encantados con la presentación de Drum, que representa el gran amor por la fiesta en Islay que siente Ardbeg”.

Ardbeg Drum estará a la venta exclusivamente en Lavinia (Madrid), Reserva y Cata (Madrid), Lafuente (Barcelona y Madrid) y Celler de Gelida (Barcelona) a un P.V.P recomendado de 90 euros.

NOTA DE CATA:

Ardbeg Drum no es filtrado en frío y se embotella a 46%.

Color: dorado oscuro

Nariz: En Drum, la fragante resina de pino y el humo del bosque bailan junto con el plátano y la piña maduros en un paradigma de aromas maravilloso, antes de degustar manzanas ahumadas y polvo de cacao seco. El jengibre distante, notas especiadas y la canela influyen en las notas flotantes de lavanda.

Sabor: En el paladar, olas de humo, alquitrán y creosota caen en una sensación seca y picante. El clavo, el regaliz y el jengibre se mezclan con ricas notas de chocolate negro y vainilla ahumada.

Final: Humo intenso, licor de café tostado y un tesoro de especias dulces se unen en un crescendo deliciosamente complejo.