ARX, modernidad y elegancia con acento británico.

Begoña A. Novillo05/09/2022
Compartir

Tras quince años de trayectoria Richard Golding y su hija Natalia han consolidado la Bodega Tesalia como referente en la elaboración de grandes vinos tintos.

Ubicada en Arcos de la Frontera en la falda de la Sierra de Grazalema, la finca tiene una extensión total de 106 hectáreas, 22 de ellas están dedicadas a la bodega, 12,5 son de viñedo, otras 30 están dedicadas a la cría y doma de caballos y el resto son tierras de cultivo.

Comercializa tres referencias de vinos: Tesalia 2017, que nació con la cosecha de 2015, siendo la actual su tercera cosecha, ARX 2018, de la que también encontramos la tercera cosecha en el mercado, e Iceni 2019, un vino de media crianza que ya va por su segunda añada en el mercado.

Los tres vinos proceden de las uvas recolectadas en las 12,5 hectáreas de viñedo en Arcos de la Frontera y para su elaboración se han seleccionado las variedades de uva de tal forma que en cada vino se encuentra presencia de variedades locales e internacionales, permitiendo que la Tintilla de Rota, una de las más icónicas de la zona, conviva con otras que ya son tradición en la viticultura, como la Cabernet Sauvignon, la Petit Verdot y Syrah. Así, con una gran personalidad y elegancia, cada vino de Tesalia cuenta con un inconfundible toque británico.

Hoy nos centramos en ARX 2018, un vino que procede de la parcela nº1 de Syrah (60%), la parcela nº2 de Tintilla de Rota (30%), la parcela nº10 de Petit Verdot (8%) y la parcela nº3 de Cabernet Sauvignon (2%). Todas ellas tienen orientación Noreste, bajo la influencia de los vientos de Levante y en laderas de pendientes muy pronunciadas en las que los racimos están perfectamente sombreados y aireados para una perfecta maduración. La vendimia se hace de forma manual y nocturna, para aprovechar las bajas temperaturas. En cuanto a la elaboración, realizan la maceración pre-fermentativa en frío durante cuatro días para preservar el color, aroma y sabor de las uvas, fermentando las variedades por separado durante aproximadamente entre 20 o 25 días.

A la Vista presenta un rojo cereza luminoso con buena capa; en Nariz encontramos un aroma complejo de buena intensidad, donde se entremezclan aromas de fruta y de crianza en perfecto equilibrio. Fruta roja, pimienta, tomillo seco e incienso; En Boca descubrimos la fruta que otorga golosidad y volumen, y la madera complejidad. Se mueve lento, con peso, dejando un recuerdo elegante de vino pulido. Con una estructura más compleja, ARX resulta un vino de estilo moderno con una crianza de 12 meses en barricas de roble francés que, gracias a su componente frutal, es perfecto para acompañar pastas y elaboraciones frescas.

Tesalia se posicionan como una opción perfecta para su disfrute durante este final de verano ¿no crees?

bodegatesalia.com