Barón de Ley, un blanco que sorprende.

Begoña A. Novillo21/06/2022
Compartir

Barón de Ley acaba de lanzar al mercado un nuevo vino. Se trata del Barón de Ley Blanco sobre Lías 2020, un vino fresco, elegante, estructurado y complejo.

Concebido como un blanco de segundo año, las variedades autóctonas garnacha blanca y tempranillo blanco son las protagonistas y su crianza por separado durante seis meses en sus lías es la responsable de la untuosidad necesaria para conseguir un blanco tan equilibrado. Está elaborado mayoritariamente con garnacha blanca y un diez por ciento de tempranillo blanco, que fermentan por separado (10% en barrica de roble francés y el resto en hormigón), ambas variedades procedentes de los viñedos que la bodega posee en la Finca de Los Almendros (Rioja Oriental). Sus suelos arenosos, muy permeables, son los que proporcionan las condiciones óptimas para la elaboración de blancos frescos y con una elegante acidez, como es el caso de este Blanco sobre Lías 2020.

Cada variedad se cría sobre sus lías durante un periodo en torno a los 6 meses en tanques de hormigón. Una vez finalizada esta crianza, se ensambla otros 6 meses en depósito de hormigón hasta su embotellado.

El resultado es un vino complejo y fresco con notas de flores blancas. Cuenta con fruta blanca y con un fondo balsámico. En boca es elegante, mineral, salino, untuoso y muy gastronómico.

Un vino sorprendente que pone de manifiesto la inquietud de Barón de Ley en buscar nuevas propuestas de vinos auténticos, basados en el viñedo propio y en elaboraciones tradicionales adaptadas a las tendencias actuales.

barondeley.com