Bocamanga: Los vermús más ´pichis´

Begoña A. Novillo16/06/2020
Compartir

Hace pocos días descubrí dos de los vermús madrileños Bocamanga que Pista Corta Bodegas elabora siguiendo los cánones de calidad y la menor de las prisas. Una vez los probé no me resultó extraño que Vermut Bocamanga hubiera obtenido la calificación de ‘Excelente’ con 91 Puntos por Guía Peñín. Sesenta años avalan a una bodega familiar que apuesta por la entrega diaria y una relación muy personal con sus clientes.

En la creación de los vermús Bocamanga se utilizan productos naturales y evitan añadir caramelo, algo apócrifo en el mundo del vermut.

Vermut Bocamanga Barrica se elabora con uvas seleccionadas Airén y Tempranillo. La primera aporta su estabilidad y capacidad de impregnarse de sabores y el mosto de la Tempranillo aporta su color y dulzor característicos. Una sabia combinación de 12 botánicos completa el proceso y dan lugar a un vermut estructurado y marcado carácter. Además del ajenjo destacan especias silvestres como tomillo, mejorana, salvia y otras como, el díctamo, cálamo, raíz de genciana, regaliz, naranja amarga, flor de saúco, clavo y coriandro. Después de macerar los botánicos, ha sido criado durante 4 meses en barricas de roble americano que previamente han añejado ron. Su Color es caoba oscuro; en Nariz apreciamos levaduras de flor, cítricos, frambuesa, fruta confitada, hierbas silvestres, balsámico, especiado; en Boca es equilibrado y tiene muy buena acidez.

Vermut Mixto. A partir de la tradicional costumbre mediterránea de servir una parte de vermut tinto con otra de vermut blanco, Pista Corta han sido pioneros en elaborar un vermut que aglutina ambos tipos en la proporción justa. Un vermut más ligero que el anterior pero de muy fácil recorrido. De precioso color dorado y reflejos caoba, en boca es goloso sin empalagar, envolvente y de aroma herbáceo. Marida con cualquier comida e incluso como vino de postre. Pista Corta recomienda tomarlo en copa de vermut con hielo y naranja; en trago largo mezclado con gaseosa o lima y hielo y, como vino de postre, en copa de flauta, muy frío sin hielo.

Vermut Blanco. Se elabora con una selección de las mejores uvas Airén y la maceración de botánicos, raíces y plantas. El resultado es un vermut equilibrado entre dulzor y amargor, que invita a seguir tomándolo. Te recomiendo lo prepares muy frío, con hielo y una rodaja de limón o naranja, o también, aceituna macerada en ginebra de ruibarbo. Es perfecto para degustarlo como vino de postre muy frío, sin hielo, en copa de flauta ó preparado con unas gotas de Rein Bradley London Dry Gin.

Espero que disfrutes en cada sorbo de la pasión que transmite Pista Corta Bodegas en cada uno de sus fantásticos vermús, yo, ya lo he hecho.

www.pistacortabodegas.com

91 048 77 48 

info@pistacortabodegas.com