Bodega Marcelino Díaz, los cavas extremeños que no pueden faltar en tu mesa.

Begoña A. Novillo27/08/2021
Compartir

Son muchos los que no saben que en la ciudad de Almendralejo (Badajoz) se elaboran grandes cavas. Una de las bodegas pioneras y más interesantes a tender en cuenta es de la que os vamos a hablar hoy y que tiene nombre propio: Marcelino Díaz.

Hace unos días pudimos disfrutar de Almendralejo, su gastronomía y de la vendimia nocturna en la Finca El Mosquito -un evento que el próximo año podrás vivir en primera persona-, ¡toda una experiencia! El recoger a mano las uvas del que será su vino tinto y luego pisarlas era una de mis asignaturas pendientes y, gracias a Marcelino, pude cumplir con nota (je,je)¡! Grandes máquinas cosechadoras y un equipo solvente dedican 3/4 noches a recoger esas uvas Tempranillo que dan lugar a un vino suntuoso a la par que elegante y redondo en boca. Sin duda, una noche mágica.

Desde 1931 hay un Marcelino Díaz estrechamente ligado a la viticultura y elaboración de vinos en Extremadura. La tradición familiar fue iniciada por D. Marcelino Díaz Sánchez que en aquellos días se propuso revitalizar la viticultura extremeña en términos de calidad, adquiriendo un sólido prestigio. La estela familiar fue seguida por su hijo Marcelino Díaz González, gran impulsor de la moderna enología extremeña y que, tras una amplia y dilatada experiencia de más de cuarenta años elaborando vinos de alta calidad, inició el desarrollo de un gran proyecto personal, creando sus propias bodegas.

La elaboración del Cava en Almendralejo se remonta a 1983, cuando Marcelino Díaz González, fundador de la bodega y precursor en la elaboración del Cava en Extremadura, inscribió sus viñedos y su bodega en el Consejo Regulador del Cava. En 1986, Marcelino Díaz, consiguió que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, tras un largo proceso jurídico, incluyera el término "Almendralejo" en la D.O. Calificada "Cava". Desde entonces, Bodega Marcelino Díaz, elabora cavas con un gran prestigio a nivel nacional e internacional, recibiendo numerosos premios a lo largo de toda su trayectoria.

Posee un excelente parque de barricas de roble americano en nave climatizada, donde los vinos "duermen" a temperatura inferior a 18ºC. Se encuentran, además, en unas condiciones de humedad relativa adecuadas. Todo ello, garantiza el mantenimiento de las cualidades organolépticas del vino durante su proceso de crianza en barricas, en botella y en almacén, hasta su salida al mercado. La climatización de los almacenes, es un factor indispensable en el mantenimiento de los vinos en un clima como el de Tierra de Barros.

Hoy hablaremos de su última colección vestida para la ocasión de manera elegante y muy, muy chic: Puerta Palma Brut Rosé, Puerta Palma Extra Brut, Reserva Brut Nature.

Puerta Palma Brut Rosé (12%). Con una crianza sobre sus lías de 12/14 meses, se vendimia manualmente y se elabora con Garnacha 100% . A la vista observamos un tono rosa muy pálido, asalmonado, de burbuja fina y persistente; en nariz resulta intenso, sutil y afrutado; en boca es elegante, fino, equilibrado, muy refrescante y de postgusto largo. Temperatura de Consumo: 5ºC – 6ºC. Es ideal para tomar con todo tipo de aperitivos, pescados y arroces.

Puerta Palma Extra Brut (12%). Este cava, premiado con la Medalla de Oro en los premios Casino de Madrid y Medalla de Plata en premios Espigas de Extremadura a la vista es de tono blanco amarillento con destellos verdosos y burbuja persistente; en nariz es intenso, limpio, afrutado con recuerdo a panadería; en boca está perfilado y es equilibrado, elegante y postgusto amplio. Con una crianza sobre sus lías de 12/14 meses, se vendimia manualmente y se elabora a partir de uvas de variedad Macabeo y Parellada. Temperatura de Consumo: 5ºC – 6ºC. Es ideal para tomar el aperitivo o acompañando a platos cocinados en base a pescados y carnes.

Puerta Palma Reserva Brut Nature (12%). Con una crianza sobre sus lías de 18/20 meses, se vendimia manualmente y se elabora a partir de uvas de variedad Macabeo. Posee un intenso y complejo aroma de frutas tropicales sobre fondo de panadería. Además, observamos un interesante color amarillo con ligeros tonos dorados. En boca resulta como sus ´hermanos´ elegante, fino, equilibrado, muy refrescante y de postgusto amplio. A la vista su burbuja fina y persistente lo convierte en un acompañante perfecto para todo tipo de aperitivos, pescados y carnes asadas y cocinadas.Temperatura de Consumo: 5ºC – 6ºC.

Pon un ´invitado´a tu mesa, pon Puerta Palma.

madiaz.com