Ya en el mercado, Caballero Zifar, mono varietal de Albillo Mayor

Begoña A. Novillo24/03/2022
Compartir

Bodegas Zifar se encuentra situada en la localidad de Peñafiel, en uno de los edificios más emblemáticos de la villa, de estilo mudéjar y con más de un siglo de vida. El año 2002 comenzó su proyecto de elaborar vinos de alta calidad en el corazón de la Ribera del Duero y hoy este propósito está más vivo que nunca.

3.500 botellas de Caballero Zifar 2020 están ya disponibles en vinotecas y otras tiendas especializadas. Este vino blanco de gama alta de la variedad albillo mayor representa una apuesta decidida de Bodegas Zifar por la calidad, un camino que se inició hace tres años al elaborar el primer monovarietal de esta uva ancestral y poco conocida de Ribera del Duero.

La singularidad radica en que está elaborado íntegramente con la variedad albillo, con una uva de una larga historia y oculta entre las cepas de uvas de tempranillo desde tiempos inmemoriales. De hecho, proviene de cepas en vaso de más de 60 años repartidas en micro parcelas y que requieren sean vendimiadas de forma manual al encontrarse escondidas entre cepas tintas. Todo el proceso de la vendimia es artesanal, sólo se puede recoger de forma manual y requiere desplazarse para su recolección representando un proceso dificultoso que da como resultado un vino de gran personalidad.

Una vez vendimiada la uva, y recogida en cajas, pasa por la mesa de selección, se despalilla, va al depósito y se desfanga. A continuación, fermenta en barrica, durante los seis primeros meses, con el proceso del battonage, que consiste en poner en suspensión las lías removiendo el vino con un bastón así aportar todas las propiedades al vino, y se cría otros cinco meses y medio en barricas antes de ser embotellado.

El resultado de todo este proceso, al que se le aplica la mínima intervención, es haber conseguido la personalidad propia del albillo, un vino de calidad con una madera bien integrada, que mantiene su frescura. Además, otra de las cualidades de este vino es el largo recorrido que tiene en botella y que le permitirá seguir creciendo en volumen y complejidad, una cualidad que solo los vinos de gran calidad consiguen.

El hecho de tener una producción limitada de Caballero Zifar permite cuidar al viticultor para obtener las uvas de unas características de calidad determinadas, así como se controla todo el proceso de elaboración y de cría dando como resultado final un blanco complejo, que mantiene toda la personalidad y tipicidad del albillo.

bodegaszifar.com