Caviar de Neuvic, ese oscuro objeto del deseo.

Begoña A. Novillo09/03/2022
Compartir

Alimento de soldados y de amantes en la Rusia de los zares, el caviar fue introducido entre las altas esferas de la sociedad parisina de principios del siglo XX gracias al multimillonario Charles Ritz, hijo de César Ritz, quien lo empezó a incluir en muchos de los platos que se servían en sus prestigiosos hoteles. Un lujo único que hoy en día está al alcance no sólo de bolsillos holgados sino de hedonistas deseosos de vivir experiencias exclusivas.

Este oscuro objeto del deseo, que se obtiene del esturión, está considerado como una de las mayores delicias culinarias en todo el planeta por su explosivo sabor y su sensual textura. A día de hoy y desde que se prohibió su captura en el año 2000, es necesario recurrir a granjas especializadas en la cría de este pez como la que hoy nos ocupa: Caviar de Neuvic.

Las 20 hectáreas del Domaine están ubicadas en el municipio de Neuvic (Francia), a lo largo de "L´Isle", el río que dio origen a las primeras producciones de caviar de Aquitania en la década de 1980. Su propietario, Laurent Deverlanges, cría a sus esturiones en las mejores condiciones -aguas cristalinas renovadas constantemente, alimentos orgánicos, baja densidad de peces y pocas manipulaciones-, respetando el medio ambiente, en una preciosa finca en la que todo está cuidado al detalle. Su producción suele rondar los 6/7 toneladas de caviar anuales procedentes de aproximadamente 320 toneladas de esturiones finales.

Un terroir único, técnicas de producción innovadoras, la tecnología más puntera, sofisticados programas de investigación o el control de la gestión de agua, están dirigidos a mejorar el cuidado de los peces y a supervisar la calidad en la producción y selección de huevos. El resultado es un caviar de calidad extraordinaria, procedente de una piscicultura sostenible que puede adquirirse a un precio de lo más pagable, apto para aquellos a los que les gusta disfrutar sin cortapisas.

Sus preciadas perlas, de entre 2,5 y 4,5 mm de grosor, son de color marrón con matices dorados, gris antracita o el negro mas intenso y resultan unas verdaderas joyas de textura suave e intenso sabor salino-yodado que destacan por su versatilidad en cocina y que gusta a paladres avezados y a los no tanto.

Has de tener en cuenta que todos los productos de auténtico caviar de esturión deben llevar obligatoriamente el código CITES en la etiqueta de cada lata y, por supuesto, Caviar Neuvic cuenta con él. Para saber si un caviar es auténtico has de fijarte en el dorso de las lata, ahí encontrarás una serie de letras y números que informan a los consumidores sobre el producto que están adquiriendo. Un dato muy importante para tener información clara de qué estamos comprando y tener plena garantía del producto que adquirimos.

Una vez revisado lo anterior, pasamos a elegir el que más nos guste. Caviar de Neuvic ofrece una amplia gama compuesta por diferentes tipos de caviar que puedes descubrir en su página web caviar-de-neuvic.com.

Ya no tienes excusa para disfrutar de un manjar de zares solo has de pensar cuál te gusta más.

La Grande Veyssière - 24190 Neuvic