Dehesa de la Sabina: un AOVE único y mimado.

Begoña A. Novillo25/02/2021
Compartir

Cuando Miguel ángel, Luciano, Sebastián, Damián, Juan Ignacio, Vicente y Enrique se unieron para poner en marcha Dehesa de la Sabina, no pensaron que años después estarían posicionados en lo más alto de las listas de Mejores Aoves del país.

Estos amantes de la naturaleza, comprometidos con la salud y la calidad de su aceite, han conseguido en muy pocos años premios tan importantes la Medalla de Oro desde 2014 hasta el 2020 en NYIOOC WORLD (El mayor y más prestigioso concurso de calidad de aceite de oliva del mundo) o la Medalla de Oro desde 2017 hasta el 2020 en BIOL (Concurso dedicado a los mejores aceites de oliva virgen extra orgánicos de todo el mundo).

Su máxima es cuidar el olivar con el máximo respecto a la madre tierra, tener los árboles bien alimentados y su objetivo es tener sus fincas llenas de olivos sanos gracias al uso de las técnicas más vanguardistas en el campo de la agricultura ecológica y a la fabricación de compost caseros que crean una capa fértil de la que sus árboles cogen lo que necesitan.

Todos sus aceites provienen del municipio de Quesada, Huesa e Hinojares (Jaén). El caudal y calidad del agua de los ríos Turrilla, Tíscar y Guadiana Menor hacen que los olivos siempre tengan agua suficiente y este factor es clave para conseguir un aceite equilibrado en sabor y lleno de nutrientes.

Los PUNTOS MÁS RELEVANTES a destacar en Dehesa de la Sabina son:

El uso de procedimientos ECOLÓGICOS y BIODINÁMICOS para preservar y restaurar la naturaleza.

COSECHA TEMPRANA. Se recolectan las aceitunas en el momento óptimo de maduración para conseguir la máxima calidad.

RECOGIDA DEL VUELO. Se utiliza este método para evitar sabores defectuosos como el terroso o el mohoso. No se recogen las que han tocado el suelo.

Se ENVASAN EN BOTELLAS OSCURAS/ LATAS  para mantener todas las propiedades organolépticas en un nivel de excelencia.

No se usan PRODUCTOS QUÍMICOS DE SÍNTESIS para abonar. Usan insumos como el compost casero de estiércol y hoja que crea un mulching rico en nutrientes.

La MADURACIÓN ES EN FRÍO para mantener todas las propiedades organolépticas de la aceituna.

Todos estos cuidados se ven recompensados en un aceite de altísima calidad y excelente sabor.

Dehesa de la Sabina produce 3 tipos de aceite de oliva virgen extra ecológicos :  PREMIUM, INTENSIDAD MEDIA Y MADURO.

PREMIUM:

  • Molturado en presión en frío 17º - 18º

  • Con un frutado medio alto de aceituna verde, donde predominan los aromas del tomate y la planta verde en versión de hoja de olivo.

  • El aroma de la almendra predomina como aroma secundario.

  • Su paso por la boca enfatiza un amargo y picante sabor de intensidad media.

  • Todo ello le proporciona una personalidad final de aceituna recolectada temprano.

INTENSIDAD MEDIA:

  • Molturado a 18º - 20º

  • El aceite tiene un frutado intenso entre tonos verdes y maduros.

  • Notas importantes de la planta de tomate, notas verdes de hoja de higuera y cáscara de plátano.

  • Con un ligero amargor y picante.

  • Estas características le convierten en un aceite muy versátil.

MADURO:

  • Molturado a 27º - 28º

  • Frutado de aceituna madura de intensidad media, donde el tomate maduro tiene su máximo esplendor.

  • Acompañado por importantes notas verdes de hoja de higuera.

  • Se presenta en boca con un ligero toque amargo y picante.

Dehesa de la Sabina es el AOVE que no puede faltar en tu mejores platos. Pruébalo cuanto antes, no podrás prescindir de él.

www.dehesadelasabina.com