Don Dimas, un lugar en el que el disfrute gastronómico está garantizado.

Begoña A. Novillo05/12/2022
Compartir

Madrid es un paraíso gastronómico. El panorama culinario de nuestra ciudad crece por momentos y nacen restaurantes que sorprenden por su calidad y saber hacer. Es el caso de Don Dimas.

Esta casa de comidas, liderada por el empresario hostelero y chef Álvaro Garcés y el reconocido chef José Carlos Fuentes, propone nuevas elaboraciones para reconfortar en la mesa al comensal. En apenas dos años, este restaurante ha sabido introducirse en la lista de los puntos de encuentro indispensables para los amantes de la buena cocina con base tradicional.

Don Dimas rescata los sabores de ayer con técnicas contemporáneas, que despiertan la memoria y los sentimientos que inevitablemente están ligados a recuerdos, que tienen al buen hacer en los fogones de nuestras abuelas y madres y a los productos que nos brinda la temporada como protagonistas y fuentes de inspiración. La propuesta gastronómica de Don Dimas recorre la Costa de la Luz —región del suroeste de Andalucía que se extiende por el litoral de Huelva y Cádiz, desde la desembocadura del río Guadiana hasta Tarifa— y presenta influencias vasco-catalanas. Ello se plasma en una carta estructurada en dos grandes bloques —los entrantes & la cuchara de Don Dimas y los clásicos de Don Dimas & principales, cambiantes según temporada— que se ha ganado el favor de un público viajado, con un paladar selecto y amante de la exclusividad.

Don Dimas cuenta con sabrosos platos, entendidos como aquellos de toda la vida, pero eso sí, actualizados, como son los garbanzos a la maestranza con rabo de toro —el rabo de toro está relleno de foie o las lentejas estofadas con morro, orejas, setas y langostino de Sanlúcar.

Los bocados de Don Dimas llevan implícitos horas y horas de cocción y elaboración. No hay nada simple, ya que todos los platos tienen su propio fondo según el producto protagonista; esto es, cada uno lleva su propia esencia reducida hecha salsa o glace para potenciar o complementar los sabores del plato. No podía faltar un nuevo colofón dulce que viene de la mano de un flan doble crema.

Por supuesto, la carta de Don Dimas no priva a sus clientes de esenciales como las croquetas melosas de guiso de chocos en su tinta; el steak tartar de vaca madurada con tuétano y anguila ahumada o el canelón trufado de faisán salvaje y cordero con ‘gratinao’ de queso Payoyo. Una manera más que recomendable de disfrutar de su propuesta es el menú degustación que, bajo el nombre Esencia Don Dimas, incluye cuatro pases y un postre (48 euros, sin bebidas).

La carta de vinos de Don Dimas confeccionada por la sumiller Mónica Morales es solvente y en ella encontramos vinos clásicos y otros no tanto, más de 100 referencias nacionales e internacionales, la mayoría de ellas procedentes de regiones andaluzas: están representadas las D.O. Jerez, Sanlúcar de Barrameda, Málaga, Sierras de Málaga y Condado de Huelva, así como la denominación V.T. Cádiz.

Don Dimas es un lugar para perderse y regresar una y otra vez.

dondimas.es