El Padrino, pescados en estado de gracia.

Begoña A. Novillo08/04/2022
Compartir

Si eres amante del buen pescado, El Padrino ha de ser tu restaurante de cabecera cuando viajes a Las Palmas de Gran Canaria. Situado en Las Coloradas, un mostrador recibe al comensal nada más llegar y muestra atractivos ejemplares, de diferentes tamaños y distintas especies, Salmonetes, Cherne, Pargo..., de ojos relucientes.

Sus casi 50 años de vida son la muestra del ´savoir faire´ de un restaurante que elabora una cocina de corte tradicional y sabor canario sin alharacas pero bien ejecutada que ha creado adeptos y en la que además de esos pescados frescos, ofrecen platos clásicos como el Escaldón de Gofio (espectacular), Sancocho de cherne salado, Potaje de jaramagos o las famosas Papas arrugadas con mojo.

Sus 600 metros cuadrados se dividen en varias terrazas y un espacioso salón en el que las mesas vestidas se erigen como invitadas de honor. Una carta de vinos en la que no faltan los autóctonos y el mejor de los equipos en el que ya encontramos a la segunda generación, hacen posible el seguir sumando años. Si eres de rematar con dulce, no dejes de probar alguno de sus deliciosos postres o su fantástico Café Irlandés (inigualable).

restaurantelpadrino.es