El Pedrusco de Aldeacorvo: un reducto de gastronomía de altura

Begoña A. Novillo08/04/2021
Compartir

Cuando un restaurante lleva más de 35 años en el panorama gastronómico de una ciudad, uno se pregunta el porqué de esta continuidad. La respuesta es muy fácil: gran producto, intenso cariño y cuidada ejecución.

Tradición y modernidad se dan la mano en este restaurante de apariencia castellana pero alma inquieta, en el que la tercera generación ha aportado una vuelta de tuerca a unos platos que antaño resultaron tradicionales y a día de hoy se muestran modernos y actuales. Mamá Sagrario y Gonzalo a los fogones y Toño como maestro asador y jefe de sala, son el equipo perfecto para convertir nuestra visita en algo memorable.

Especializado en asados que elaboran lentamente en su horno de leña centenario, El Pedrusco de Aldealcorvo busca complacer a paladares de todos los géneros, edades y condición, no sólo con los asados o su fantástico y completísimo Menú Degustación (60€, bebida aparte), sino con platos clásicos, como los Torreznos de panceta ibérica asados a la leña y fritos en AOVE o el Pisto de tradición manchega y su huevo con puntilla, por ejemplo.

El local se divide en dos espacios elegantes. En la primera planta encontramos un coqueto comedor con paredes en piedra natural, colores tierra, mesas espaciosas y preciosas obras de arte y, en la planta inferior, la madera y el horno copan la atención de todas las miradas.

Una carta de vinos tranquila y eficaz y unos postres caseros deliciosos, completan una propuesta gastronómica de altura.

Disponen de servicio de delivery para disfrutar de algunos de sus platos más emblemáticos sin moverte de casa (mamasagrario-encasa.reservator.es/)

C/ Juan de Austria, 27 - Tfno: 91 446 88 33

elpedruscodealdealcorvo.es