Ferratus Origen: un vino muy cosmopolita

Begoña A. Novillo28/10/2022
Compartir

La bodeguera ribereña María Luisa Cuevas añade el término “Origen” a su vino emblema con el fin de que el consumidor pueda captar “las raíces” de este vino y diferenciarlo de los demás de su coqueta bodega boutique de la Ribera del Duero.

La nueva denominación se consolida con la salida al mercado del Ferratus Origen 2017 un vino cosmopolita, frutado, fresco y ágil de beber. Y es que, con este nombre se denomina a partir de ahora el Ferratus, que ha evolucionado en su estilo, adaptándose aún más a los gustos de los consumidores actuales: sigue predominando esa fruta madura tan típica de Ferratus, pero con una muy agradable frescura que invita a beber una copa tras otra. La potente presencia de fruta negra (grosella negra, arándanos y mora) que, unida a un tanino puro terciopelo y a su frescura, lo convierte en fascinante.

Aunque la cosecha 2017 estuvo marcada en la Ribera del Duero por la ya histórica helada del 27 al 28 de abril (-6ºC), que supuso una importante merma productiva, eso no impidió la elaboración de vinos de una extraordinaria calidad, del cual este Ferratus Origen es claro exponente.

El Ferratus Origen 2017 se vendimió como siempre a mano, en cajas de 14 kilos y con doble selección en mesa. Está elaborado 100% con la variedad Tempranillo de cepas de 60 a 70 años, ubicadas a 860 metros de altitud. Su crianza de 14 meses en barricas nuevas de roble francés y sus actuales 3 años de botella permiten considerarle un reserva de corte muy moderno, frutal y lleno de viveza, con estructura y fuerza, a pesar de salir etiquetado como es habitual como cosecha.

Notas de Cata:

 

  • Estilo más cosmopolita. A la Vista resulta Rojo picota intenso, capa media - alta, limpio y brillante.

  • Nariz es compleja y armoniosa donde destacan aromas a guindas en licor, grosella negra (casis),. arándano, pétalo de rosa roja “Baccara” y pimienta negra. Balsámico, mineral, con un fondo de vainilla dulce y amargor final muy sutil.

  • Su boca es Fascinante, moderna, fresca, muy versátil y fácil de beber. Tanino aterciopelado muy pulido. Madera muy bien integrada con la fruta que persiste en la boca. Entrada suave, pero en segundos incrementa la intensidad de fruta en el paladar. Postgusto muy largo y agradable, a fruta negra, casis, combinada con notas dulces de vainilla.

Marida a la perfección con el lechazo "churro" asado en horno de leña de Aranda de Duero o el Cochinillo asado de Segovia. También con animales medianos (novilla-añojo, vaca, cerdo, cebón o ciervo, tanto asados (barbacoas o hornos) como guisados, así como aves: pularda, pintada, ganso, paloma o un pato laqueado y con pescados como el atún de almadraba, salmón salvaje, trucha, virrey, caballa o emperador. La frescura y potencial frutal de Ferratus Origen armoniza perfectamente con tahini (Pasta de semillas de sésamo tostado característica del Humus) o su aceite. Pimiento rojo asado, pimentón, remolacha roja, landjäger, y no dejéis de probarlo cocina asiática como gyozas o dumplings, o los fideos fritos o el arroz salteado.

La amplia gama de matices de este vino le hace muy interesante cuando se acompaña con hongos y setas con sabor: hongos matsutake, colmenillas, boletus, trufas blancas y negras. Y también con pan de Chocolate y/o chocolate de alto porcentaje de cacao tanto sólo como con especias, menta, eucalipto, o furtos rojos.

Por supuesto, no pueden faltar los quesos viejos y añejos de vaca, oveja o mixtos, con buena maduración y sabor.

Un gran vino que cambia de nombre pero no de esencia.

PVP. 22 €