IBIZA, un plató de cine.

Redacción12/01/2023
Compartir

El municipio de Sant Josep, con las postales más bonitas de la isla, acapara el interés de las productoras de cine y vídeo. El Ayuntamiento de Sant Josep presentará en FITUR-23 la campaña “Un poble de cine” con la película “La corriente”, dirigida por el también actor Jesús Lloveras, quien debuta en la dirección cinematográfica. Más de 40 expedientes ha tramitado la Sant Josep Film Office para el rodaje de vídeos y películas en la localidad ibicenca.

El actor y guionista Jesús Lloveras (“La casa de papel”, “Tercer grado”...) ha rodado en Ibiza la película “La corriente”, un drama romántico inspirado en historias reales con el que debuta en la dirección cinematográfica y que será presentado, antes de su estreno oficial, en el marco de FITUR.

La película “La corriente” narra la vida de tres jóvenes profesionales marcados por tragedias personales que se dejan llevar sin rumbo fijo y van a parar a Ibiza en busca de un cambio de vida. Gonzalo Bouza da vida a Julio, Alicia Lorente encarna a Alba y el propio Jesús Lloveras se mete en la piel de Carlos. Ellos son los protagonistas de un proyecto de cine independiente que ha tenido como telón de fondo los más bonitos paisajes ibicencos, especialmente del Parque Natural de ses Salines.

Sin embargo, “La corriente” es solo uno de los 40 proyectos que ha registrado en los últimos meses la Sant Josep Film Office a petición de diferentes productoras y marcas de lujo. Y es que, con el fin de facilitar el trabajo de los profesionales del ámbito audiovisual, el Ayuntamiento de Sant Josep pone, a disposición de los interesados, la Sant Josep Film Office como aliado de un sector que es muy importante para la proyección del municipio a nivel internacional. Y porque, además, Sant Josep ofrece un gama amplísima de decorados naturales a cuál más atractivo, que van del mar a la montaña, del cielo a la tierra y del día a la noche.

Sant Josep de sa Talaia registra las postales más bonitas de la isla, que se reparten en sus casi 160 kilómetros cuadrados de territorio y sus 84 kilómetros de costa, lo que representa un gran atractivo para la realización de productos audiovisuales. A esto se une su radiante iluminación, con más de 320 días de sol al año, y que supone una gran garantía para cumplir con los plazos de cualquier programación. Y su atmósfera limpia, los cielos despejados y un clima benigno también aportan al profesional un entorno ideal para trabajar en condiciones óptimas de luminosidad.

Platges de Comte, por ejemplo, ofrece una panorámica espectacular sobre el horizonte, con los islotes de Ponent dibujándose en el fondo y las islas de Bosc y Conillera en primer plano, pero en general toda la línea costera de Sant Josep brinda imágenes que son realmente cautivadoras, especialmente al atardecer, cuando la paleta de colores se multiplica.

El Parc Natural de ses Salines es otro plató privilegiado, desde los estanques salineros, que alternan los tonos rosados con los verdes y los azules, hasta las traslúcidas aguas de las playas que los bordean. También es Migjorn de ses Salinea y es Cavallet deslumbran con sus arenas doradas, mientras que es Codolar ofrece una fotogénica acumulación de cantos rodados que da un resultado muy personal y llamativo tanto en fotografía como en vídeo.

Si hay algún espacio fotogénico indiscutible en Ibiza, éste es el de es Vedrà, un majestuoso islote que se impone en el horizonte a modo de gigantesco monolito natural y que ha sido filmado y fotografiado en mil y una ocasiones. Por su parte, Cala d’Hort representa el plató por excelencia y ha sido escogido por cientos de profesionales del sector audiovisual, ya que añade un valor estético increíble a cada uno de los planos de los reportajes fotográficos y películas.

Otro de los enclaves más cotizados para la grabación de spots y producciones audiovisuales en Ibiza es Cala Bassa, por su belleza, aguas traslúcidas, fondos arenosos y toques esmeralda. Aquí la luz atraviesa el espejo de agua y penetra hasta la arena con un resultado sorprendente.

Los diferentes miradores del municipio también son enclaves privilegiados para obtener imágenes de gran belleza. Es el caso del de sa Talaia, que ofrece panorámicas de casi 360 grados. O el de Cap des Falcó, que regala vistas sobre la costa y el mar que baña ses Salines y que proporciona mágicas puestas de sol.

Y qué decir del interior. Sant Josep siempre ha aportado un escenario lleno de personalidad para enmarcar cualquier imagen en una cámara. Los campos llenos de flores, las casas payesas de blancos muros, las iglesias, las torres de defensa, los cañaverales, los caminos, las sabinas… Son numerosos los elementos icónicos y emblemáticos de la geografía local que han llegado al mundo entero a través de numerosas producciones audiovisuales. Y es que Sant Josep espera los 365 días del año, con su belleza, al profesional de la imagen.

santjosep.net