Jabón Artesano Dehesa de los Llanos: lavanda en estado puro.

Begoña A. Novillo10/07/2020
Compartir

Situada a 5 kilómetros de la ciudad de Albacete, la finca Dehesa de Los Llanos hunde sus raíces en la historia y es conocida en todo el mundo por la calidad de sus productos, entre los que podemos hablar de su fantástico jabón artesanal.

Su origen se remonta a 1647, año en que se estableció en ella una congregación de monjes franciscanos dedicados a la agricultura y la ganadería. Con la desamortización de Mendizábal (1836), la propiedad pasó a manos del marqués de Salamanca hasta que en 1893 fue adquirida por el marqués de Larios.

En la actualidad y asesorados por Ángel Gil Ordaz (Jérica, 1953), uno de los máximos responsables de su expansión y comercialización en España, el jabón Dehesa de los Llanos se obtiene de la lavanda en un ceremonial de lo más interesante: se siega de manera tradicional formándose gavillas de 3 a 4 kg y, se dejan secar al sol, en pleno campo, durante unas 48 horas para así estabilizar sus componentes y favorecer su calidad en el destilado posterior.

Está elaborado siguiendo el proceso ancestral de la saponificación en frío, un método lento y delicado gracias al cual cada ingrediente conserva inalterables sus propiedades naturales. La rigurosa trazabilidad de sus ingredientes -aceite de Oliva Virgen Extra, esencia pura de lavanda y miel de abejas, enriquecidas con aceite de coco y manteca de karité- dan lugar a un grado extra de cremosidad.

P.V.P. 7,00 €

dehesadelosllanos.com