La Morena, aires viajeros en Castellana.

Begoña A. Novillo30/11/2022
Compartir

La Morena es de esos restaurantes que gustan y mucho. No solo por su estupenda cocina fresca y sabrosa en la que encontramos auténtica fusión del producto gaditano con técnicas asiáticas y latinoamericanas cuyo artífice es Brayan Sevilla, sino también por el personal de sala, atento y eficaz cuyo responsable es José Mª Acuña (Coque, Sant Celoni). Si a todo esto le sumas a Luis Salinas, CEO fundador, el resultado es un proyecto que acaba de nacer pero que dará que hablar.

La decoración también juega una baza importante. El interiorista Fran Cassinello del estudio Mandalay Interiorismo ha utilizado varias gamas de azules mezcladas con blancos y dorados para dar calidez, glamour y lujo; alfombras con dibujos de olas , suelos de cerámica de la firma italiana Emil que brillan como si estuvieran mojadas por el agua y cortinones de terciopelo que consiguen sensación de confort y teatralidad. Caña, bambú y colores vivos y luminosos que son una alegoría al mar y a la cocina que aquí se practica. Sus dos espacios diferenciados aportan complicidad a una jornada gastronómica única.

En su carta los sabores fluyen por doquier en platos como los Mejillones alegres con curry rojo , las Gyozas de ají de gallina , el Saam de cazón en adobo o el Tataki de atún con crema de ají amarillo asado.

Los postres buscan un buen final con el Flan embotado o el Cremoso de Cheesecake con culí de mango. La experiencia se completa con una bodega que contiene 150 referencias de las más destacadas Denominaciones de Origen con indudable protagonismo de espumosos y generosos que son fieles acompañantes de esta propuesta gastronómica.

lamorenamadrid.com