La Raya de Palacio Quemado 2018, una apuesta por las variedades portuguesas.

Begoña A. Novillo08/09/2022
Compartir

Ubicada en el municipio pacense de Alange en tierra de Barros, una de las comarcas más características de la Baja Extremadura, la bodega Palacio Quemado se creó en el año 2000 para elaborar vinos tintos de calidad, bajo la Denominación de Origen Ribera de Guadiana, con el objetivo de transmitir la cultura de esta zona colindante con el Alentejo portugués.

La Raya 2018 es un homenaje a la frontera terrestre entre España y Portugal, llamada coloquialmente La Raya, pero en un concepto más amplio, este término también se refiere al espacio geográfico próximo a esta frontera donde las poblaciones portuguesas y españolas comparten de alguna manera elementos históricos, culturales y económicos, dejando clara la unión y la identidad entre la comarca del Alentejo y la de Tierra de Barros. En Palacio Quemado apostamos desde siempre por la utilización de variedades portuguesas en nuestros vinos liderando la lucha por su autorización en España, que finalmente se consiguió.

La Raya 2018 es un vino de color rojo picota; de gran complejidad e intensidad en nariz, con notas florales y herbáceas que recuerdan a heno seco, y un fondo mineral pizarroso con toques especiados de pimienta negra y nuez moscada; y en boca, amplio, sápido y muy equilibrado, con un final largo y sedoso, donde se perciben chocolates, vainilla, y fruta negra. Elaborado a partir de Trincadeira preta mayoritariamente, con pequeñas aportaciones de Alicante bouschet y Syrah; la fermentación la realizó en depósitos de hormigón, y posteriormente fue criado en fudres de roble francés de 500 l y 5.000 l durante 18 meses, en total.

PVP: 20 €

alvear.es/palacio-quemado