LE TAVERNIER, el nuevo rooftop de Gran Vía que sabe a Galicia.

Begoña A. Novillo14/07/2021
Compartir

LE TAVERNIER es un oasis de 500 metros cuadrados en pleno centro de la ciudad y uno de los rooftops más grandes de Gran Vía. Su extenso espacio al aire libre es el lugar ideal para divertirse sin aglomeraciones y tomar algo entre amigos de una forma distendida, donde desconectar del incesante ritmo del día a día y donde evadirse a través de la música y diferentes eventos que acogerá esta nueva terraza de Madrid.

Las tardes y noches de verano madrileñas invitan a disfrutar del cielo de Madrid mirándolo desde cerca en sus azoteas. Surcando este inigualable mar de aire y nubes, el nuevo rooftop de Gran Vía LE TAVERNIER, se perfila como uno de los lugares indispensables para divertirse y desconectar en la época estival con su ambiente que reúne lo mejor de las viejas tabernas portuarias de la popular Marina coruñesa.
LE TAVERNIER ofrece una amplia carta de cócteles, combinados, licores y cervezas, que proporcionan el maridaje perfecto con su propuesta gastronómica. Una carta repleta de platos de carácter informal que tienen como base unos productos frescos de primera calidad y que es ideal para compartir de forma distendida al mismo tiempo que te dejas llevar por la música y el alma tan especial de esta terraza situada a la altura del número 34 de Gran Vía y ubicada en la azotea del hotel INNSiDE by Meliá Madrid Gran Vía (entrada por calle de Mesonero Romanos 13).
 
Sus platos tienen inspiración gallega. Referencias como las croquetas cremosas de cigala; los tacos galaicos de costilla de cerdo ibérico con mayonesa de pimientos del Padrón, crema de queixo de Arzúa y pico de gallo; el carpaccio de vaca gallega; la mini tortilla de Betanzos o los Nachos con Zorza, son algunas de las principales propuestas para compartir. Para los fans de las hamburguesas, en LE TAVERNIER encontrarán una selección diferente elaborada a partir de productos gallegos como la burguer de vaca gallega con cebolla caramelizada, panceta adobada y guacamole; o la Lacon Burguer, con ensalada de escarola y crema de queixo Arzúa, acompañada de una ensalada de cherry con emulsión de naranja y aceite de oliva. Por supuesto, también hay espacio para los más healthy, con ensaladas, César y de burrata. Y para los sándwiches y bocatas, como el bikini de jamón ibérico, queso curado y trufa de verano, y el bocata de carrillera de vaca gallega con mayonesa de mostaza antigua y cebolla roja encurtida, acompañado de mix de encurtidos. Para terminar, es importante “dejar hueco” para el postre y pedirse los canutillos de Carballiño, rellenos de crema de vainilla y chocolate blanco, o su impresionante tarta de queso azul, uno de los platos más valorados de esta terraza.
 
Sus instalaciones perfectamente acondicionadas frente al calor (toldos vela y sistemas de nebulización), sus fuentes, su abundante vegetación natural y su diseño cuidado llevado a cabo por el estudio de INteriorismo EStratégico de Iván Cotado, le convierten en la opción perfecta para sobrellevar las altas temperaturas propias del verano en la capital.


¿terraceamos?