Luis Arévalo: Regreso a los orígenes.

Begoña A. Novillo06/07/2021
Compartir

Cuando descubrí por primera vez a Luis Arévalo en Kena quedé sorprendida y me entusiasmé del todo con la cocina Nikkei. Nacido en Iquitos (ciudad al borde del Amazonas), Luis Arévalo, peruano de pro, se estrenó como emprendedor hace casi 10 años con Kena. Hoy, regresa a sus orígenes, al local que le vió nacer para seguir con esa filosofía japonesa de perseverancia, autocontrol y fortaleza que le llevó a crear su última propuesta: Gamán.

Siguiendo con la estela de la cocina Nikkei (mestizaje de cocina peruana y japonesa), y aplicando las técnicas que Luis borda (no nos olvidemos de su paso por Grupo Kabuki, Nikkei 225, 99 Sushi Bar...), nos encontramos una carta ecléctica, pero sea cual sea tu elección, la encontrarás elaborada con productos de primer orden, seleccionados cada día de la mano del propio Luis y en los que la calidad es requisito indispensable. La bodega no es muy larga pero sí cuenta con una buena representación de vinos de pequeños productores, champagnes como Bruno Paillard y los imprescindibles sakes.

El local no es muy grande pero sí resulta muy coqueto y confortable; se divide en dos espacios, una sala con mesas y una zona de barra en la que podrás observar cómo Luis está preparando cada uno de los platos que elabora. Una cocina hecha a fuego lento, con cariño, una cocina equilibrada, repleta de armonía, frescor, acidez, colores y sabores a partes iguales y de ese saber hacer que se desprende en la gastronomía de Arévalo.

Luis Arévalo te hará amar aún más la gastronomía. Acércate a Gamán y lo descubrirás.