Madridejos, una joya gastronómica toledana.

Begoña A. Novillo17/10/2022
Compartir

Hay ciudades que a priori parecen no tener ningún encanto gastronómico pero que en cuanto indagas un poco salen a flote joyas culinarias de lo más interesantes. Es el caso de Madridejos.

Situada en la provincia de Toledo, a unos 120 kilómetros de Madrid, Madridejos florece cada mes de Octubre con uno de los productos más interesantes y menos conocidos por el consumidor: El azafrán.

Esta localidad resulta el enclave idóneo para el cultivo del Azafrán, por su tipo de suelo calizo y su duro clima, factores que contribuyen para obtener un azafrán de máxima calidad, a la altura de los más exigentes paladares.

El azafrán es una de las mayores riquezas de esta localidad y su tradicional velá uno de los momentos más esperados durante todo el año. En este proceso se reune toda la familia en una mesa circular (antiguamente lo hacían solo las mujeres) y se dedican durante un par de semanas y de forma intensiva a la monda de la rosa. Un proceso duro e intenso pero a la vez muy gratificante. El resultado son esas hebras rojas y deliciosas que aportan un gran sabor a más de una receta y que antaño era moneda de cambio.

Empresas familiares como Azafrán 1994 (azafrandecalidad.com) -una de las cuatro en la ciudad que se dedican a este menester- cuenta una dilatada experiencia y tradición en el cultivo del Crocus sativus. Realizan un exhaustivo control de los bulbos (cebolla) antes de plantarlos, cuidan cada flor (Rosa del Azafrán) en la recolección y miman cada estigma (Hebra de Azafrán) en la monda, hasta llegar a la desecación (tueste) de los mismos y delicadeza en el envasado para que llegue al consumidor con un sabor intenso y fresco, penetrante aroma y color vivo.

Dispone de una amplia variedad de referencias gourmet tales como la miel ecológica con azafrán, el licor de azafrán, las escamas de sal con azafrán, el aceite de oliva (AOVE) con azafrán... que puedes comprar a través de su web. Además, es la única empresa con certificado Kosher en la región.

Por cierto ¿sabías que el azafrán tiene numerosas propiedades? por ejemplo, si lo infusionas funciona como antiácido, antidepresivo natural y ayuda a reducir la tensión arterial. Seguro que a partir de ahora lo utilizarás en muchos más platos ¿verdad?

Si quieres empaparte mejor de la cultura del azafrán, lo mejor es que visites el completísimo Museo que alberga esta ciudad que fue puesto en marcha en 2005 y que muestra un apasionante recorrido por esta singular especia. Un viaje que merece la pena conocer por su singularidad.

Pero, además de este delicioso manjar, en Madridejos encontramos excelentes vinos y riquísimos aceites.

Bogarve 1915 (Bodegas García de la Cruz Vega. bogarve1915.com) es de esas bodegas que sorprenden y mucho por sus excelentes y premiados vinos. Carmen y Paloma García de la Cruz son la cuarta generación de una familia que lleva más de 100 años elaborando excelentes bebidas. Fue su bisabuelo quien comenzó la andadura elaborando licores y graneles, pero no fue hasta 1996 que se empezó a plantar viñedo propio, que a día de hoy, alcanza 120 hectáreas.

El portfolio de esta bodega es de lo más ecléctico y comercializa alrededor de 300.000 botellas bajo D.O Tierra de Castilla. Encontramos diferentes vinos monovarietales bajo la etiqueta La Cruz Vega. Pero si estos vinos destacan por su frescura y elegancia la gama dedicada a su madre, Alma de Vega, sorprende por su linea argumental representada en sus etiquetas. Además de los vinos en Bogarve elaboran dos tipos de Mistela bajo la denominación 19 Quince, un vino oloroso y un vermut.

La otra rama familiar Garcia de la Cruz (aceitesgarciadelacruz.com) es la encargada de elaborar grandes AOVES desde 1872 (acaban de cumplir 150 años). A día de hoy la quinta generación dispone de 300 hectáreas ubicadas en las estribaciones de Los Montes de Toledo.

Esta situación les aporta unas condiciones climáticas únicas que, unidas a las características del suelo, permiten obtener un aceite de excelente calidad. Las variedades Cornicabra, Picual, Arbequina y Hojiblanca son las más representativas de sus olivares y las que les permiten elaborar estupendos aceites de oliva virgen extra que sorprenden a paladares avezados y cuya imagen es de lo más moderna y atractiva.

Disponen de diferentes gamas de productos. Algunos de ellos son: los aceites Clásicos (gama ecológica), excelente coupage de diferentes variedades orgánicas de aceitunas perfectos para aderezar y cocinar; los Premium (Aceite de oliva virgen extra premium ecológico) procedente de olivares libres de abonos y pesticidas químicos o, el Primer aceite, elaborado con las variedades Cornicabra, Picual y Arbequino. Un aceite de oliva virgen extra coupage de la más alta calidad, elaborado con las primeras aceitunas de la cosecha

Además, completan su portfolio con ricos vinagres balsámico de módena y diferentes productos cosméticos naturales elaborados sin tratamientos químicos ni aditivos, ricos en vitamina E, polifenoles y ácido oleico que proporcionan nutrición, relajación e hidratación para la piel y cabello.

Pero una visita a Madridejos no sería completa si no conociéramos un restaurante y un bonito lugar para hospedarnos. La Meseta y La Posada del Herrero, serán nuestros próximos destinos.

En La Meseta (gastrobarlameseta.com) nos encontramos con el chef Enrique García, un cocinero con más de 10 años de experiencia que regresó a su pueblo no hace mucho y que en La Meseta ofrece una cocina de producto de proximidad, de Km.0, en la que creatividad y tradición se aúnan en platos de lo más interesantes como las Croquetas de Pisto Manchejo con alioli de ajonegro, el Hummus de remolacha, el Lomo de ciervo adobado con salsa Thai, patata confitada y frutos rojos o el Gofre salado con azafrán. Una cocina adaptada a los nuevos tiempos en la que el producto de la zona es el claro protagonista.

Y si eres de los que te gusta acompañar con un gran vino, déjate aconsejar por Enrique Tendero, Jefe de Sala, que seguro te recomendará alguno de la zona que armonizará a la perfección tu selección.

Como ves, Madridejos tiene mucho que ofrecer por lo que mi recomendación es que pases noche para así ir con calma y visitar la ciudad con tranquilidad. Por ello, lo mejor es hospedarse en La Posada del Herrero (posadadelherrero.com), una coqueta casa rural con calificación de cuatro estrellas y situada frente a La Meseta.

Fue edificada y restaurada en 2019 a partir de una antigua herrería y Luisa, su propietaria, ha dedicado todo su amor y cariño a crear un hotel único con mucho encanto en el que los detalles fluyen por todo el espacio. Dispone de 9 habitaciones pensadas para todos los públicos (familias, parejas, personas con discapacidad ...), decoradas en tonos cálidos y muy confortables.

Entre sus encantos encontramos una fantástica terraza con vistas y una coqueta piscina para refrescarte si el calor es acuciante.

Como ves Madridejos es una joya gastronómica muy especial ¿A qué esperas para organizar una escapada?