Malabrigo 2019: nueva añada de este vino de altura de Bodegas Cepa 21.

Begoña A. Novillo10/11/2022
Compartir

Bodegas Cepa 21 presenta una nueva añada de su vino más emblemático. Malabrigo 2019, que recibe el nombre de la parcela de la que provienen las uvas con las que es elaborado, está lleno de matices, dando como resultado un vino elegante y equilibrado. José Moro, presidente de la bodega, está entregado a Cepa 21, un proyecto vitivinícola innovador que le ilusiona de forma especial desde que lo concibió, siendo Malabrigo el niño mimado y una de sus grandes creaciones en esta nueva etapa.

Es un vino de altura, que forma parte de la gama alta de la bodega, con el que es posible tocar el cielo y, sobre todo, el corazón de los amantes de los buenos brindis. «Es un vino con alma», garantiza Moro. Además, destaca por su elegancia, que queda marcada en cada copa y que refleja el carácter de Ribera del Duero y de la filosofía de Bodegas Cepa 21.

Cepa 21 fusiona la experiencia vitivinícola con una arquitectura moderna y vanguardista. Nace de la pasión, el legado y el saber hacer de José Moro que busca elaborar vinos de una calidad excepcional y con una protagonista indiscutible, la variedad Tempranillo.

Malabrigo se ha ganado no solo la simpatía del consumidor sino también de la crítica nacional e internacional. Y es que el tinto estrella de José Moro está conquistando los certámenes con excelentes puntuaciones que avalan su calidad y su personalidad única. Consiguió 94 puntos en los Decanter World Wine Awards 2022, uno de los galardones más reconocidos del sector, y 93 puntos de James Suckling, uno de los críticos especializados en vino más influyentes del mundo. Estas son algunas de las últimas puntuaciones que ha recibido este tinto que hace las delicias de cada vez más enamorados de su elegancia.

Malabrigo, ubicada en Castrillo de Duero, es una de las parcelas más especiales de Bodegas Cepa 21 por el carácter de la uva que se obtiene en cada cosecha. El terreno se caracteriza por un suelo arenoso-arcilloso, unido a las duras condiciones climatológicas del entorno, con grandes oscilaciones térmicas entre el día y la noche. Todos estos aspectos hacen que en esta parcela el concepto de terroir alcance valores extraordinarios y otorgue a este vino una gran personalidad.

Este Ribera del Duero está elaborado a partir de uvas de la variedad tempranillo. Su fermentación alcohólica se realiza en depósitos de acero inoxidable durante 26 días a temperatura controlada. Posteriormente, hace la fermentación maloláctica durante 30 días en barrica de roble francés, al igual que la crianza también en barrica de roble francés. Respecto a su apariencia, Malabrigo 2019 presenta un intenso color rojo cereza picota muy cubierto. En nariz se aprecia la incidencia de la climatología de la añada, con matices especiados y aromas a fruta negra perfectamente integrados. En boca es un vino de equilibrio, con calidez y amabilidad, pero a la vez con peso y potencia. Un gran tinto varietal con una evolución en copa excelente.

El ciclo vegetativo del 2019 vino precedido por las lluvias del mes de abril; sin embargo, desde mediados de primavera hasta finales de verano, el año se caracterizó por las escasas lluvias y temperaturas por encima de lo esperado. El inicio de la vendimia comenzó tras unos días de lluvia, lo que ayudó a equilibrar la composición de la uva y dio como resultado un año de calidad extraordinaria.

P.V.P. botella: 31,90 €

cepa21.com