Marcela Brasas&Vinos: gastronomía con nombre de mujer

Begoña A. Novillo13/08/2020
Compartir

Desde que León fue Capital de la Gastronomía ha vivido un momento álgido. La Cecina, el chorizo y la morcilla, carnes como el lechazo Montañas del Teleno o la Ternera del Bierzo, pescados, como bacalao al ajoarriero, legumbres como la alubia de La Bañeza o la lenteja Pardina de Tierra de Campos, frutas como la manzana Reineta y la pera Conferencia del Bierzo, queso como el de Valdeón, verduras y hortalizas como el puerro de Sahagún, el tomate de Mansilla de las Mulas o el pimiento morrón de Fresno de la Vega y dulces tradicionales como las mantecadas y hojaldres de Astorga, los Nicanores de Boñar y los Lazos de San Guillermo o los Imperiales de La Bañeza... componen los ingredientes de una excelsa gastronomía que despunta frente a otros destinos culinarios. No en vano León propone tres DO, nueve Indicaciones Geográficas Protegidas, seis Marcas de Garantía y una Marca Colectiva y, unas recetas que ya tienen renombre universal: Cocido maragato, Botillo del Bierzo, Picadillo, Caldereta de cordero, Sopa de trucha o de ajos, Cocido montañés, Batallón de Valencia de Don Juan, Ancas de rana de la Bañeza, Tortilla guisada de Valdevimbre, Empanadas, Bacalao al ajo arriero, Olla ferroviaria...

La ciudad ofrece un ambiente festivo casi a todas horas. Afamado es su Barrio Húmedo, una zona del casco antiguo de la ciudad situado a la derecha de la Calle Ancha y la Catedral, donde la mayoría de los locales son bares y tabernas o su Barrio Romántico en el lado contrario; pero, además de estas propuestas "callejeras" la oferta se ha renovado y restaurantes como Casa Mando, Nimú Azotea, LAV o la más reciente apertura del grupo Vamuca, Marcela Brasas&Vinos, se están posicionando en lugares de prestigio con una gastronomía digna de comensales exigentes y recetas repletas de savoir faire.

Marcela Brasas&Vinos ha sido la última incorporación al grupo pero ha llegado pegando fuerte. En un magnífico establecimiento de dos plantas y una amplia terraza, situado junto al Museo Casa Botines, una de las joyas arquitectónicas de Gaudí, en pleno centro neurálgico gastronómico de la ciudad, Marcela ofrece dos espacios bien diferenciados: la planta baja es un amplio bar de tapas al más puro estilo leonés (cecina, chorizo picante, queso de oveja curado) y, en la planta alta, descubrimos un espléndido restaurante de cocina tradicional basado en un producto de primera calidad como las conservas de la marca Güeyu Mar EN EL que también encontramos extraordinarias carnes como la Chuleta de vaca Premium, fresquísimos pescados a la brasa procedentes de las lonjas de Galicia y Asturias como el Atún o el Besugo, arroces -mar y montaña- ideales para degustar todo el año y, música en directo los fines de semana. Todo un atractivo si eres un amante del bon vivant.

Complementa la propuesta una espléndida terraza en la que podrás disfrutar desde la 8 de la mañana los desayunos más nutritivos, a media tarde la mejor de las meriendas y por la noche, los más refrescantes combinados y cócteles.

La carta de vinos comprende referencias de la zona como no puede ser de otra manera, aunque no faltan vinos de otras regiones, cavas, champagnes o diferentes cócteles.

¿Hacemos una escapada para conocer a Marcela?

Pza. San Marcelo, 9.

Tfno:987 799 544.

marcelabrasayvinos.com