Montebaco 2019, un acierto en tu mesa.

Begoña A. Novillo19/04/2022
Compartir

Esta bodega familiar de la D.O. Ribera del Duero, enclavada en la Finca Monte Alto, a caballo entre Valbuena y Pesquera de Duero, lleva desde 1994 elaborando auténticos vinos de finca.

La vallisoletana Finca Monte Alto constituye una auténtica isla de 200 hectáreas en la frontera entre Pesquera y Valbuena de Duero. Surcado por el Arroyo Jaramiel, este terruño se eleva a casi 900 metros sobre el nivel del mar, allí donde el viento y el sol permiten que la sola intervención del viticultor, sin ayuda de químicos ni tratamiento fitosanitario alguno, procure

salud y vigor a las viñas. Esta es la localización de Bodegas Montebaco, cuyos vinos, procedentes de ocho parcelas limítrofes pero muy distintas por su orientación y la composición de sus suelos, tienen una personalidad tan acusada que los más reputados gurúes del sector ya se han hecho eco de ella en sus crónicas y guías.

Montebaco de Finca 2019 monovarietal de Tempranillo, tiene una crianza de 13 a 18 meses. Es el vino más clásico de la gama y la expresión del terruño es aportada por la calidad y personalidad de algunas de las mejores parcelas de la finca Monte Alto, cultivadas bajo el prisma del máximo respeto del medio vitivinícola. El resultado es un vino de gran desarrollo, personalidad y una perfecta elegancia sin aristas que recompensará a quien sepa guardarlo.

bodegasmontebaco.com