Puros artesanales Julio, aroma palmero.

Begoña A. Novillo25/10/2022
Compartir

Puros artesanos Julio es una de esas empresas que dejan huella tras una visita. D. Julio y su mujer fundaron esta empresa en 1950 y, a día de hoy, la segunda generación está inmersa en el proceso bajo la atenta supervisión de D. Julio. Aunque elaboran tabaco desde mediados del siglo pasado, lo cierto es que plantan solo desde hace 5 años y, desde entonces realizan todo el proceso.

Disponen de cerca de 10.000 plantas que se dividen en 3 partes -Ligero (zona inferior); Seco (zona media) y Volado (zona superior)- y producen una media de 40.000 puros mensuales. Puros artesanos elaborados de manera ecológica, mucho cariño y las mejores hojas de La Palma, Cuba o República Dominicana.

Para la composición del interior de los puros Premium se invierte mucho tiempo, así como en la búsqueda de un grado de añejamiento ideal para que combinen entre sí con armonía. Los "tirulos" o "bonchos", una vez elaborados de una manera totalmente artesanal, se introducen en cavas de cedro. Dentro de estas cajas, los tiluros descansan, con la humedad y temperatura adecuadas, por un período largo de tiempo para conseguir el añejamiento idóneo que puede dar paso a la última fase de la elaboración: el encapado o torcido final.

Una vez terminados, estos puros son madurados por un periodo de hasta seis meses en cavas o vitrinas de cedro español con la humedad y temperatura adecuadas. Esto permite que se entremezcle el aroma de los distintos tabacos presentes en el puro, donde las hojas de tripa, capote y capa forman una perfecta unidad.

El resultado, unos puros únicos, de excelente calidad y aroma palmero.

purosartesanosjulio.com