ROCACHO. COCINA ESENCIAL

Begoña A. Novillo26/02/2021
Compartir

Hay restaurantes que dejan huella, que te invitan a ir una y otra vez. Este es el caso de Rocacho.

Consolidado como uno de los referentes de la cocina tradicional de culto al producto, en Rocacho apuestan por la calidad máxima y el servicio de excelencia. En su propuesta sobresale la carne de res de El Capricho (chuleta de vaca de trabajo -de 40 o de 90 días de maduración-, el solomillo de buey y de vaca...), aunque los pescados (rodaballo salvaje, el bacalao...), arroces (paella del señoret o la de cigalas y alcachofas) o sus deliciosos postres (muchos terminados en mesa, a la vista del comensal, como las filloas flambeadas o el tiramisú) no pasan desapercibidos en una carta extensa repleta de grandes productos.

El local es moderno, elegante y acogedor y predominan los materiales puros, como la piedra (que viste la barra y su parrilla vista), la madera y el bronce. El espacio está distribuido en diferentes ambientes: una terraza acristalada, ideal para alargar la sobremesa (no doblan turnos y cuentan con una magnífica carta de cócteles y destilados premium), una pequeña zona de barra con mesas altas y el comedor, distribuido en dos alturas y con capacidad para albergar dos reservados para entre 10 y 40 comensales.

La oferta de Rocacho se completa con una cuidada bodega con cerca de 50 etiquetas procedentes de los mejores viñedos del país y algunas referencias foráneas, incluyendo una buena selección de champagnes.

Rocacho, un lugar donde la GASTRONOMÍA se escribe con mayúsculas.

rocacho.com