Seda Club Restaurant: gastronomía con acento andaluz.

Begoña A. Novillo30/08/2023
Compartir

Granada merece una visita y la excusa perfecta es ir a conocer Seda Club Restaurant, situado en el exclusivo hotel del mismo nombre 5* Gran Lujo. Un hotel que rinde homenaje al lujo secreto del arte de vivir español, a la historia y la autenticidad de la experiencia local que alberga, en sus 2.200 m2 distribuidos en cuatro plantas, 21 habitaciones y suites equipadas con todos los detalles; una zona wellness con piscina interior de hidromasaje, ducha de sensaciones y cabina de tratamientos; una imponente terraza con vistas a la catedral y coctelería o una importante colección privada de arte contemporáneo con obras de galardonados artistas en la Bienal de Venecia que han expuesto en el MoMA de Nueva York que gira en torno a la Ruta de la Seda y al destacado papel de la ciudad de Granada en esa artesanía a nivel mundial en el S. XV.

El espacio sorprende nada más entrar (el interiorismo va de la mano de Rockwell Group) pero lo que más llama nuestra atención es su excelente propuesta gastronómica, honesta y cautivadora a partes iguales que rezuma esencia andaluza.

En ella destaca sobremanera el producto -seleccionado diariamente de los mercados locales- y la mano del chef Rubén Castro se percibe en recetas con cierto aire moderno pero de corte clásico. Como ejemplo, entre los entrantes, ideales para compartir, podemos encontrar un fresquísimo tiradito de quisquilla de Motril con vinagreta de yuzu y sal de miso; tartar de vieira ahumada y curada en kombu, pesto de lechuga de mar y caviar de Riofrío (servido en campana); ensaladilla rusa de langostinos con huevos fritos de corral o roll de calabacín ecológico de la Vega, picada de boletus y bechamel de romescu. En el apartado de pescados hay taco de bacalao confitado sobre roteña de sepia; gallo Pedro frito con aceite de ajos y alcaparras; lomo de rodaballo a la plancha y brocheta de langostinos y rape mientras que en las carnes destacan el rabo de toro al estilo Marco Polo o al estilo Donata; la paletilla deshuesada de cordero segureño en su jugo y el abanico de cerdo San Pascual. Completan la oferta postres caseros como las milhojas de manzana con caramelo de mantequilla salada y helado de canela; torrija de mango y sopa fría de chocolate blanco o el montaje de tiramisú y surtido de quesos andaluces.

Una cuidada bodega en la que cobran protagonismo los vinos andaluces, generosos o Champagnes completan una experiencia digna del comensal más exigente.

Un destino gastronómico a tener en cuenta.

sedaclubhotel.com