Vintae, maridajes para los platos navideños que no faltarán en tu mesa.

Begoña A. Novillo06/12/2022
Compartir

En cada casa hay un cociner@ que, año tras año, se encarga de que nuestras mesas navideñas brillen más que en ningún otro momento del año. Son días para esmerarse y preparar con mimo los manjares más deliciosos para toda la familia, por eso no debemos dejar al azar los vinos con los que redondearemos esa ecuación de felicidad. Te traemos las recomendaciones ideales para que cada plato saque lo mejor de sí estas Navidades.

Entrantes con Hacienda López de Haro Blanco. Para el picoteo previo o recibir a los invitados, nada mejor que un blanco todoterreno, con un ligero paso por madera, pero fresco, floral y equilibrado. Encajará con todo tipo de embutidos, ahumados o tapas que plantees para comenzar el asalto navideño. PVP 5,90 €.

Pavo relleno con La Garnacha Perdida del Pirineo. Uno de los clásicos de estas fiestas, el pavo, normalmente se prepara con un relleno que aporte dulzor, y conseguirá la armonía perfecta con la sutil Garnacha Perdida del Pirineo, un vino complejo, con gran frescura, equilibrado y con un paso por boca muy amable. PVP 21,25€

Besugo al horno con Classica Gran Reserva Blanco. El pescado navideño por antonomasia, el besugo, con su carne jugosa, se lleva muy bien con este blanco lleno de matices, un vino que supone un homenaje a los clásicos de Rioja, con una larga crianza que lo hace maduro, pero todavía con notas frescas. PVP 45€.

Lechazo o cordero asado con Bardos Suprema. Es raro que en alguna de las citas navideñas no caiga un buen cordero o lechazo asado, y aquí aplicamos una de las normas básicas del maridaje, si crecen juntos, armonizarán bien. Por eso, a un buen lechazo castellano leonés no le puede faltar un vino de Ribera del Duero, en este caso nacido a casi mil metros de altitud, en viñedos plantados en los páramos burgaleses de Moradillo de Roa. Potente, estructurado y perfecto para batirse con el asado. PVP 32,25€.

Cochinillo con Valdechuecas Viñedo Singular. Y si en casa sois más de cochinillo que de lechazo, te recomendamos acompañarlo con la esencia más fresca de la garnacha riojana, este Valdechuecas Viñedo Singular. Elaborado con uva de una sola finca, catalogada como singular, en parte por el gran valor de sus cepas centenarias, que han resistido generaciones. Frescura, acidez y equilibrio para dialogar con el crujiente cochinillo. PVP 45€.

vintae.com